El yoga disminuye el cortisol


El yoga es una disciplina cuyo origen se remonta a unos 5000 años en la historia de la filosofía india. En los últimos tiempos se volvió muy popular como herramienta para combatir el estrés, la ansiedad y la depresión en esta era de la industrialización y de nuestros estilos de vida ultrarrápidos.

Los beneficios fisiológicos que se obtienen a través del yoga han tenido recientemente interpretaciones científicas radicales detrás de su funcionamiento:

1  Modera la hormona del estrés

Cuando el cuerpo se estresa gravemente, segrega una hormona llamada cortisol que nos mantiene alerta en situaciones de crisis, pero también provoca alteraciones en el funcionamiento del cuerpo a largo plazo. Practicar yoga reduce el nivel de estrés de una persona, por lo tanto, modera la producción de cortisol y nos mantiene serenos.

2  Segrega enzimas antioxidantes

La exposición reiterada a contaminantes ambientales y desechos metabólicos provoca la formación de radicales libres, que contribuyen a generar muchas enfermedades, entre ellas cáncer, y aceleran el proceso de envejecimiento. Para contrarrestar los radicales libres, el cuerpo humano cuenta con un poderoso sistema de defensa interno en la forma de enzimas antioxidantes. Se encontró que los niveles de las enzimas antioxidantes eran significativamente más altos en las personas que practican yoga, por lo tanto, se optimizan las defensas frente al daño ocasionado por los radicales libres.

3 – Estimula el sistema nervioso parasimpático

El yoga, en realidad, estimula el sistema nervioso parasimpático, el cual nos calma y nos restaura el equilibrio luego de atravesar una situación de estrés importante. Cuando se activa el sistema nervioso parasimpático, la sangre se dirige hacia las glándulas endócrinas, los órganos digestivos y otros órganos, por lo tanto, disminuye el ritmo cardíaco y baja la presión arterial.

4 – Mejora la función inmunológica

Esto se atribuye al hecho de que el yoga reduce del cortisol. Demasiado cortisol puede amortiguar la eficacia del sistema inmunológico, inmovilizando nuestro sistema de defensa en el cuerpo. Practicar yoga modera la producción de cortisol, por ende, se incrementa nuestra inmunidad.

5 – Cura la adicción

La dopamina, una sustancia química del cerebro que nos da satisfacción cuando estamos bajo el efecto de una droga de nuestra elección, se genera naturalmente al hacer yoga. Por lo tanto, las ansias por alcanzar ese nivel de satisfacción con la adicción ya no se manifiestan. El yoga puede darte el mismo nivel alto de dopamina o satisfacción y, por lo tanto, elimina el ansia por las drogas.

6 – Agranda el cerebro

Después de realizar resonancias magnéticas, los científicos descubrieron que la gente que practica yoga tiene más materia gris (neuronas) que la que no practica. Se detectó que con más horas de práctica por semana, ciertas zonas del cerebro se agrandan más; este descubrimiento da a entender que el yoga es un factor que contribuye al crecimiento del cerebro.

7 – Ayuda a estar en el presente

El yoga hace que uno esté más atento al momento presente y nos hace tomar más conciencia de los pensamientos negativos y de la capacidad de dejarlos ir.

Asegúrate de aprender yoga con un profesional certificado, como un instructor de yoga de El Arte de Vivir, y practica regularmente para obtener beneficios a largo plazo.

Te presentamos el Programa de Salud


Hay veces que uno entra a un hospital y siente que el aire se corta con una tijera, que el estrés está en el aire. Los médicos y las enfermeras hacen malabares para atender a los pacientes, los pacientes están desanimados por la situación que les toca atravesar y los familiares están angustiados por el cuadro que presentan sus seres queridos. Uno sale de ahí y se pregunta “¿Cómo puedo ayudar?” Si alguna vez tuviste una experiencia de este tipo, este Programa es para vos.

La Fundación El Arte de Vivir ha incursionado en el área de la salud a través de una serie de cursos, talleres y actividades asociados al manejo del estrés, generando cambios positivos en instituciones dedicadas a la salud, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los profesionales, los pacientes y sus familiares. Los mismos se han realizado en diferentes países con resultados muy alentadores.

En Argentina se han realizado diversas actividades tanto con los profesionales, pacientes y familiares en los siguientes hospitales: Hospital Garrahan, Hospital de Niños Ricardo Gutierrez, Hospital Muñiz, Hospital Rivadavia, Hospital Houssay, Hospital Tornu, Hospital Fleming, etc.

El plan de actividades se ajusta a las necesidades de cada institución. Cada proyecto tiene un compromiso de apoyo durante un cierto período que permite ver cambios positivos medibles: una serie de actividades programadas, objetivos a cumplir y una investigación sobre los resultados obtenidos. Se realizan también capacitaciones para la planta directiva para mejorar la comunicación interna y el liderazgo.

Para sumar este programa a tu institución de Salud o ser voluntario escribinos a salud@elartedevivir.org.