Las cárceles de Brasil también respiran


El programa de Cárceles de El Arte de Vivir destacado en la tapa del Del Diario de Pernambuco, Brasil.

(por Anamaria Nascimento)

Detenido en el Presidio Juez Antonio Luiz Lins de Barros, Luiz Alberto Pessoa, de 42 años, cuenta que vio el mar sin salir de la unidad que integra el Complejo Carcelario de Curado, antiguo Aníbal Bruno. La experiencia tuvo lugar durante una sesión de meditación en un curso que se dio para 53 internos. El taller forma parte del Programa de Cárceles, creado por la Organización Internacional El Arte de Vivir

Las clases sobre técnicas de yoga, meditación y respiración tienen lugar en la iglesia localizada entre los pabellón del presidio que tiene capacidad para 992 detenidos pero alberga actualmente a 3228 internos.

El curso sigue el mismo modelo que los ofrecidos en prisiones de Argentina, Uruguay, Chile, Paraguay y México. En Brasil, experiencias semejantes fueron realizadas en Río de Janeiro en 2012Captura de pantalla 2015-11-13 a las 15.30.09.

 

Luiz Alberto dijo que la experiencia fue positiva y que logró sentirse más liviano después de cada
meditación. “Empezamos el curso con meditaciones en tiempos más cortos –dijo-. Después conseguimos dejarnos llevar… Vi la playa… Otros vieron a su familia… y otros el campo…”

 

Fotos: Fernando Portto/SJDH

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *