Encuentro de Manos


El sábado pasado 26 de junio nos reunimos con el equipo del Programa de Las Manos Que Ayudan para compartir el lanzamiento del nuevo portal lasmanosqueayudan.elartedevivir.org en Aráoz 727, la sede principal de El Arte de Vivir en Buenos Aires.

Aprovechamos la oportunidad para compartir junto a Lola Godio, instructora senior de la Fundación, algunas actividades para trabajar conceptos de pertenencia y trabajo en equipo, poniendo foco en nuestros objetivos y metas.

Formamos equipos de trabajos según las diversas temática, generando ideas nuevas y propuestas para llevarlas a la práctica en las diferentes áreas: capacitaciones laborales, capacitaciones personales, tratamientos adicionales, difusión del programa, contacto con otras ONG.

Luego de esta reunión Las Manos Que Ayudan está con todas las energías renovadas para seguir haciendo crecer nuestros programas.

Si te interesa colaborar con nosotros podés contactarte con nosotros aquí.

Te esperamos!

Te presentamos el Programa de Salud


Hay veces que uno entra a un hospital y siente que el aire se corta con una tijera, que el estrés está en el aire. Los médicos y las enfermeras hacen malabares para atender a los pacientes, los pacientes están desanimados por la situación que les toca atravesar y los familiares están angustiados por el cuadro que presentan sus seres queridos. Uno sale de ahí y se pregunta “¿Cómo puedo ayudar?” Si alguna vez tuviste una experiencia de este tipo, este Programa es para vos.

La Fundación El Arte de Vivir ha incursionado en el área de la salud a través de una serie de cursos, talleres y actividades asociados al manejo del estrés, generando cambios positivos en instituciones dedicadas a la salud, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los profesionales, los pacientes y sus familiares. Los mismos se han realizado en diferentes países con resultados muy alentadores.

En Argentina se han realizado diversas actividades tanto con los profesionales, pacientes y familiares en los siguientes hospitales: Hospital Garrahan, Hospital de Niños Ricardo Gutierrez, Hospital Muñiz, Hospital Rivadavia, Hospital Houssay, Hospital Tornu, Hospital Fleming, etc.

El plan de actividades se ajusta a las necesidades de cada institución. Cada proyecto tiene un compromiso de apoyo durante un cierto período que permite ver cambios positivos medibles: una serie de actividades programadas, objetivos a cumplir y una investigación sobre los resultados obtenidos. Se realizan también capacitaciones para la planta directiva para mejorar la comunicación interna y el liderazgo.

Para sumar este programa a tu institución de Salud o ser voluntario escribinos a salud@elartedevivir.org.

Después del curso, Algo Cambió.


Desde el año 2006 el Programa de Cárceles de El Arte de Vivir ha beneficiado a más de 10 mil internos en la Argentina.

En este video podrás escuchar los testimonios de algunos de ellos. Sus palabras inspiran y transmiten agradecimiento, amor, entusiasmo y amistad.

Estos testimonios resaltan que el curso Prison SMART ha contribuido en la manera de ver la vida de quienes están privados de su libertad.

Sí, se puede!


 

Eran las 16:30hs. del 16 de junio y el equipo organizador de la Primera Cena Solidaria para el Programa de Cárceles de la Fundación El Arte de Vivir empezó a llegar a Casa Cruz, Restaurant ubicado en Palermo Viejo. Después de meses de organización, de trabajo en equipo, de manos que se fueron sumando a ayudar de diferentes formas (con el lugar, la decoración, los regalos, las invitaciones, el apoyo incondicional), el gran evento estaba a horas de comenzar.
Veíamos a los mozos de Casa Cruz cargando y acomodando las mesas, el sonidista probando los micrófonos y la música, el chico del proyector subido a la escalera. Nos dieron tantos nervios que decidimos salir a caminar para despejar la mente y terminar de hacer los mandados de último momento.
Al volver, Casa Cruz con su estilo sobrio y elegante, bhajans (mantras) de música fondo y su imponente cava al fondo resplandeciente estaba ya esperando a los invitados que comenzarían a llegar a las 20:30hs.
Más de 150 personas presenciaron esta inolvidable cena, que comenzó con una breve introducción a cargo de Alejandra Scaglione y Beatriz Goyoaga sobre la Fundación El Arte de Vivir y la filosofía de paz de Sri Sri Ravi Shankar junto con la descripción del trabajo que se ha realizado en el Programa de Cárceles.
Antes de comer, dejamos ir todas las tensiones del día con una acogedora meditación guiada por Kamlesh, Instructora Internacional del Arte de Vivir hace más de 15 años.
La comida vegetariana, los jugos y limonadas riquísimos. Las mesas colmadas de gente y los voluntarios del Arte de Vivir paseando por las mesas y asegurándose de que todos estuvieran sintiéndose a gusto.
Nos emocionamos con Ismael Maestrini, coordinador para Latinoamérica del Programa de Cárceles, y con el testimonio de algunos de los chicosque estuvieron privados de su libertad.
“Cuando pude tranquilizar mi mente y prestar atención a mi respiración, hasta lograr ser el observador de mis propios pensamientos, llegué a decir: ¿qué es la libertad? ¿para qué quiero ser libre? Ya lo soy. Ya soy libre. Ahora entro a la cárcel. ¿Quiero alcanzar la libertad para ser feliz? Ya soy feliz. Ya tengo la felicidad Y ahora entro de la cárcel. Muchas veces dicen que la cárcel está llena de pobres, pero yo me sentía un millonario, porque la riqueza mía pasaba por mi interior. No por tener dinero, ni ciertas cosas materiales. Lo más valioso lo tenía adentro. Eran mis valores. Y era la identidad que me devolvió la Fundación El Arte de Vivir.”
-Ángel
Nos movilizó internamente a todos escuchar a estas personas a las que este programa ha cambiado la vida. Tomar conciencia de que cada uno de los que estábamos ahí estaba ayudando para que este proyecto crezca y que más gente en las cárceles sea beneficiada.
La Primera Cena de Recaudación concluyó con la música de Ignacio Escribano, quien nos deleitó con su música que combina mantras con música de todas partes del mundo.
Los participantes se despidieron radiantes, con una sonrisa en la cara, agradecidos por el momento compartido y por la posibilidad de ser parte de este proyecto tan grande.

Gracias a esta Cena Solidaria hemos logrado recaudar todo el dinero que el Programa de Cárceles precisa para su funcionamiento el resto del año y además ha sumado más voluntades para que mes a mes aporten con dinero y/o asistiendo a los penales y acompañando a quienes están saliendo en libertad.

Gracias a cada uno de los que han hecho posible que esta cena se vuelva realidad y que este Programa siga expandiéndose y llevando luz donde hay oscuridad.foto kam

El desafío es que las personas privadas de su libertad no reincidan


Según la Procuración Penitenciaria de la Nación en su informe anual de 2012, entre 1997 y 2011 “se ha duplicado la población carcelaria del país, es decir, se ha incrementado en más de un 100 %”. Esta situación se agrava si se tiene en cuenta la cantidad de presos sin condena: 30.795 personas que están en la cárcel y que como indica nuestra Constitución Nacional, son inocentes hasta que una sentencia judicial los declare culpables.

A su vez, existe una tendencia preocupante en la provincia de Buenos Aires que concentra casi el 50% de la totalidad de presos del país, donde se produce un aumento de casi 1000 personas detenidas por año.

La tasa de reincidencia es un indicador clave para analizar el éxito del tratamiento y la recuperación de los detenidos por parte del sistema penal, que tiene por objetivo la resocialización de quienes pasan por el sistema penitenciario. Sin embargo, un alto porcentaje reincide y vuelve a la cárcel.

Esto se puede observar en el hecho de que el 32 % de los detenidos condenados reincide. Este dato surge de la suma de los reiterantes (11%), más los reincidentes (20%) y los reincidentes múltiples (1%).

El objetivo del programa para cárceles de la fundación El Arte de Vivir es la rehabilitación de la conducta de los internos de manera que al salir de la cárcel puedan tener otro tipo de vida y no volver a los mismos hábitos. Detrás de cada interno que logra rehabilitarse también hay una familia que se beneficia y un conjunto de potenciales situaciones violentas que se evitan cuando la persona está en libertad.

Esto se puede lograr porque las técnicas que los participantes aprenden, los ayudan a estar más serenos, quita los deseos de venganza y lo odios lo que repercute en una mejor convivencia con las otras personas privadas de su libertad y con el personal de las cárceles.

El curso de El Arte de Vivir ayuda a reducir los niveles de violencia en la sociedad ya que colabora con el proceso de rehabilitación de los internos, al proveer herramientas que eliminan las tendencias y conductas violentas y permite que los internos tengan otro tipo de vida que los haga sentir mejor con ellos mismos y con los demás.

 

En el siguiente video Ismael Mastrini -coordinador del programa en cárceles para Latinoamérica- nos explica más sobre este programa.